Historia e Identidad

Historia e Identidad

El Colegio San José de Tandil inició sus actividades el 9 de marzo de 1908 en torno a una pequeña comunidad de cinco Hermanos y treinta alumnos distribuidos en los primeros años de la educación primaria. Se constituyó en el primer colegio católico de varones de la ciudad y de la actual diócesis. Fue la primera obra de los Hermanos de la Sagrada Familia de Belley en la Argentina.

Como respuesta a las necesidades de la sociedad los cursos originales se fueron desdoblando gradualmente y, para 1916, el colegio había logrado organizar la educación primaria en seis clases. En 1925 el Nivel Primario se incorporó a la enseñanza oficial de la Provincia de Buenos Aires quedando bajo su supervisión pedagógica y administrativa.

Desde los comienzos, la educación primaria se vio complementada por un curso de comercio dirigido a la inserción laboral. Desde 1924, la oferta educativa se amplió con la apertura del curso nacional, incorporado al Colegio Nacional de Mar del Plata hasta 1939 y al Colegio Nacional de Azul hasta 1957.

A partir de estos antecedentes se organizó el Nivel Secundario, con la posibilidad de otorgar títulos. En 1958 egresaron los primeros Bachilleres del curso nacional y en 1961 los primeros Peritos Mercantiles.

Desde 1984, ambos cursos (nacional y comercial) se fusionaron en el formato de Bachillerato Mercantil. En la actualidad el Nivel Secundario ofrece las orientaciones de Ciencias Sociales y Economía y Administración.

En las últimas décadas del siglo XX, el Colegio amplió su oferta educativa con la incorporación de los niveles de educación inicial y superior.

En 1971, se creó el Instituto Superior del Profesorado en torno a los profesorados de Letras y Lengua Inglesa, sumándose once años más tarde, la carrera de Educación Preescolar.

El Jardín de Infantes, anexo al nivel primario desde 1975, se independizó como nivel en 1983. En 2011, al trasladarse a su nuevo edificio en el predio de la Quinta San Gabriel, el Nivel Inicial, incorporó las salas de educación maternal y comenzó a reformular su propuesta en el nuevo espacio educativo.

Acorde con sus necesidades, el colegio fue dotado gradualmente de instalaciones adecuadas para favorecer su propuesta pedagógico-pastoral: museo, laboratorios, salas de medios audiovisuales y salones de usos múltiples. La “Quinta San Gabriel” adquirida en 1936 ha permitido desde entonces el desarrollo de actividades recreativas y deportivas al aire libre, constituyéndose en sede del Nivel Inicial. La Capilla, construida en 1947, constituye un lugar privilegiado para la celebración de la fe y el encuentro comunitario. La biblioteca “Brigadier Martín Rodríguez” abierta al público en 1970, aporta una valiosa colección de material especializados, textos de referencia y tratados fundamentales. Finalmente, la reciente remodelación del playón deportivo y del salón de actos en el edificio central, permite contar con espacios adaptados a los nuevos requerimientos de la comunidad educativa.

Al mismo tiempo en que ampliaba su oferta educativa, el colegio fue dejando de lado algunos rasgos distintivos que permanecieron desde su origen. En 1982, el establecimiento dejó de contar con los alumnos internos, provenientes de varias localidades de la zona. En 1989, comenzó a transformarse en colegio mixto hasta hacerlo en la totalidad de sus niveles.

En otro ámbito, durante las últimas décadas se ha producido una incorporación gradual de laicos para asumir diferentes responsabilidades junto a la Comunidad Religiosa, que en grado variable permaneció en el colegio desde sus inicios y hasta el año 2015.

En la actualidad es un colegio mixto, de jornada simple, con cerca de 1700 alumnos distribuidos en sus diferentes niveles: inicial, primario, secundario y superior.

Su sede histórica se encuentra ubicada en el centro cívico de la ciudad, en la Parroquia del Santísimo Sacramento. Las instalaciones del nivel inicial se levantan en el predio de la Quinta San Gabriel. Los alumnos provienen de toda la ciudad.

A través de sus niveles, el colegio se integra en el sistema educativo de la Provincia de Buenos Aires como escuela pública de gestión privada.

De acuerdo con este carácter, se encuadra en las disposiciones del Estado considerando las particularidades que surgen de constituirse, dentro de una pluralidad de propuestas, como “escuela católica” perteneciente a la Asociación de la Sagrada Familia.

En este marco, el colegio elabora y desarrolla su propio Proyecto Institucional, define modalidades de organización, las relaciones con los docentes y los vínculos con los alumnos y sus familias, y ejerce los derechos y obligaciones reconocidos por la legislación.

Como escuela católica animada por el carisma de los Hermanos de la Sagrada Familia participa de la misión educativo-evangelizadora de la Iglesia con un estilo propio inspirado en la Sagrada Familia de Nazaret.

Los Símbolos de la Identidad Institucional

El escudo y el himno constituyen dos símbolos destacados que representan e identifican al colegio.

El escudo sigue en su diseño el escudo del Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia, aprobado por el Capítulo General de 1947.

Cuenta con cuatro cuarteles (divisiones) uno en azur (azul) donde luce una cometa en oro con cola de tres rayos dirigida hacia el centro, y los otros tres en gules (rojo), luciendo en el tercero una colmena con dos abejas en la parte superior, estos en oro. Los cuatro campos se encuentran enlazados con una cruz en plata (blanco en heráldica).

El escudo hace referencia al origen del Instituto. Los colores azul, blanco y rojo, repiten los colores de la bandera francesa. La cruz central que une los campos, símbolo de la redención, es la que luce el escudo de la Casa de Saboya, donde se desarrolló inicialmente la obra del Hno. Gabriel.

En el escudo se incluyen dos elementos permanentes: la estrella de Belén, signo del anuncio de la Buena Nueva de Cristo, y la colmena y las abejas, expresión de la vida comunitaria.

Los restantes símbolos referidos al colegio y al lugar en el que está emplazado, la antorcha con llama flameante representativa del saber y del conocimiento, y el perfil de la Piedra Movediza símbolo oficial de Tandil, fueron incluidos en 1958 con motivo de la celebración del cincuentenario del colegio.

El monograma JMJ (Jesús, María y José) y el título superior del blasón, hacen referencia a la Sagrada Familia, patronos del Instituto. Mientras, en la parte inferior del escudo, se despliega el lema que resume su espiritualidad: En la oración, el trabajo y la caridad: la paz.

El Himno del Colegio San José fue compuesto durante los años 60, siendo director el Hno. Valentín (Nicolás Benedíted) quien compuso la letra. El autor de la música es el profesor Isaías Orbe, reconocido músico local, entonces profesor del establecimiento.

Himno del Colegio San José

Juventud, alegre y pura

Expresión de amor y de fe

Alza airosa el estandarte

Del Colegio San José.

Eres fuente de noble cultura

Del saber manantial cristalino

Fragua ardiente del soplo divino

Hecho llama a la luz de tu voz.

Eres coso de insignes torneos

Donde entabla la ciencia sus lides

Con la fe de ganar adalides

Que den gloria a la patria y a Dios.

Juventud, alegre y pura

Expresión de amor y de fe

Alza airosa el estandarte

Del Colegio San José.

Coso: ámbito donde tienen lugar los encuentros competitivos, luchas, corridas de toros, etc.

Adalides: guías, caudillos de una facción, de una competencia o lucha.

Enterate primero de nuestras novedades en tu email